App vs Web

Ilustración de un prototipo de diseño móvil y uno web.

28 de Septiembre de 2018

App vs Web

Si estás pensando en poner en marcha tu proyecto pero no tienes claro en qué forma, si tienes una idea pero no sabes por donde empezar, o dudas entre invertir en una app o una web...

¡Enhorabuena! Estas en el sitio indicado. Porque en este post vamos a contarte las ventajas e inconvenientes de cada tipo de proyecto y en cuál deberías invertir según las necesidades de tu proyecto. ¿Empezamos?



¿Quién es quien?
Una App móvil es una aplicación que descargamos en nuestro dispositivo móvil a través de canales de distribución como Apple Store o Play Store. En cambio, una web (o sitio web móvil), es un documento o información electrónica a la cual accedemos a través de un navegador web y conexión a Internet.



 

“En Google Play Store hay más de 3 millones y medio
de aplicaciones
, y un 14% son de baja calidad.” 

 

 

App - a favor y en contra

Ahora que ya sabemos que es una App móvil, ¿Que ventajas tiene?

- Multi plataforma. Esto es a la vez una ventaja e un inconveniente. Es una ventaja ya que estar en un marketplace como Apple Store o Play Store proporciona una gran visibilidad para tu aplicación y a la vez para tu empresa.

- Notificaciones y acceso a las funcionalidades de un dispositivo. Lo que nos permite crear apps con acceso a la cámara de fotos, al micrófono...

- Posicionamiento ASO o posicionamiento de aplicaciones móviles. Estar entre los primeros resultados de una búsqueda app nos proporcionará una gran visibilidad y más descargas de la app.

 



Pero no todo son ventajas, vamos a ver que inconvenientes tiene una app:

- Multi plataforma. Necesitas tener, al menos, una aplicación para iOS (Apple) y otra para Android (Google), lo que supone un coste más grande y menor visibilidad.

- Los marketplace y sus requisitos. No aceptan cualquier producto en sus espacios, lo que nos lleva a acatar ciertas características para poder publicarlas.

- Menor accesibilidad. Solo se puede acceder a ella desde ciertos dispositivos como smartphones o tablets. 





Web - a favor y en contra
 

El 50% de la población del mundo es usuario de Internet, entonces hacer una página web parece una gran idea, ¿verdad? Vamos a ver sus ventajas:

- Posicionamiento SEO, la visibilidad que podemos conseguir con el posicionamiento en buscadores es bastante mayor que la de los marketplace para aplicaciones móviles, aunque es más extensa.

- Información actualizada y más facilidad en cuanto a mantenimiento.

- El precio suele ser un poco más económico que las aplicaciones móviles.

- No necesita ser descargada, cualquier persona (y desde cualquier lugar del mundo) puede acceder a la web adaptada simplemente accediendo desde su navegador.



 

Y los inconvenientes de una web son los siguientes:

- Siempre se necesita conexión a Internet y un servidor web.

- Se necesita un navegador web, y a veces, dependiendo del navegador se puede visualizar la web de forma diferente.

- Hay que adaptar la plataforma web a dispositivos móviles (responsive) o tener una versión en exclusiva.




¿Por cuál decidirse?
 

Escoger una app o una web no debe elegirse solo según el presupuesto del cuál se dispone, sino que se debe hacer pensando, en gran parte, en el público objetivo. Ya que será el público objetivo quién va a usar nuestro proyecto y queremos que la experiencia de usuario sea lo más buena posible.

Podemos hacer el proceso de elección más fácil a través de unas simples pautas y preguntas:

1. ¿Qué prefiere tu público objetivo? Según el público objetivo de tu proyecto podrás ver que tipo de dispositivo usa más.

2. ¿Qué están haciendo tus competidores? ¿Eligieron una app o una web? Analiza las opciones que escogen o escogieron tus competidores.

3. Obtén más información sobre tus clientes actuales. Porque hay que cuidar y fidelizar a los clientes que ya tienes, entonces conocer su opinión sobre el proyecto es una gran idea.

4. Aumenta la visibilidad de tu marca. Analiza dónde y cuándo es más probable que los clientes utilicen tu producto.



 

“Las apps suelen usarse en el aire libre y transporte público,
mientras que las webs desde oficinas.” según LanceTalent.

 

 

5. ¿Tu producto ofrecerá información sensible al tiempo o facilitará acciones inmediatas? Por ejemplo, información respecto a su ubicación, promociones o ofertas en curso, navegación guiada...

6. ¿Esta pensado para asumir o alentar el uso diario frecuente? Como por ejemplo, apps de notas, lista de tareas pendientes, redes sociales, juegos, mapas, apps de transporte...

7. ¿Cuál es tu presupuesto? La construcción de una web o una app tienen presupuestos diferentes, así que hay que tener en cuenta del dinero que quieres invertir en el proyecto.




Si después de leer este articulo aún no te has decidido sobre cuál es la mejor opción para tu proyecto, contactanos, somos expertos desarrolladores de webs y apps. ¡Te esperamos!