Diferencias entre hosting y dominio

Fotografía de diferentes alojamientos web con el texto "Diferencias entre hosting y dominio"

30 de Julio de 2019

Diferencias entre hosting y dominio

Son muchas las personas que al iniciarse en el mundo de las webs, ya sea porque están creando su propia web o porque han contratado este tipo de servicios, que se preguntan cual es la diferencia entre hosting y dominio.

 

 

"Hosting y dominio son dos conceptos que en ocasiones
se utilizan como sinónimos, pero realmente son diferentes." 

 

 

El dominio: la dirección de tu sitio web

El dominio es el nombre de un sitio web, la dirección de Internet que deben introducir los usuarios en sus navegadores para acceder a este. Cuando adquieres un dominio web, estás comprando el derecho, en exclusiva, a utilizar esa dirección. El dominio suele estar formado por tres partes:

 

1# “www” (esta presente siempre, o casi siempre, en todos los dominios.)

2# Nombre de dominio (por ejemplo, “miempresa”, “useit”, etc.)

3# Extensión de dominio (por ejemplo, “.com”, “.es”, “.cat”, etc.)

 

Un dominio por sí solo no hace nada, es ahí donde entra en juego el hosting o alojamiento web.

 

 

El hosting: el alojamiento de tu sitio web

El hosting, o también conocido como alojamiento web, es el espacio en un determinado servidor donde se guardan todos los archivos que forman el sitio web. Un servidor es un ordenador muy potente en el cual se puede acceder desde cualquier parte del mundo, el servidor es administrado por una empresa de hosting o por un proveedor de creadores web. Podemos encontrar tres tipos de hostings:

 

1# Hosting compartido 

Es aquel que te proporciona espacio en un servidor en el que compartes recursos con más usuarios.

 

2# Hosting dedicado

Se trata de una máquina física asignada en exclusiva a un único cliente. Su mayor ventaja es que, independientemente de la cantidad de procesos o aplicaciones con las que se encuentre trabajando el cliente, siempre estará estable.

 

3# Hosting dedicado administrado
Presenta todas las ventajas de un dedicado, pero además se trata de un servidor donde el usuario no tiene que preocuparse de la parte de gestión y administración del mismo, ya que es realizado por parte de la empresa del servicio del hosting.

 

 

En resumen

Asi pues, si nos imaginamos nuestro sitio web como una casa, los archivos de la web como las páginas, imágenes, vídeos, etc. serian los muebles y el dominio seria la dirección física donde está situado el sitio web.

Cabe destacar que un dominio puede ser transferido a cualquier hosting, es decir, no está atado al proveedor de hosting inicial, y que a un hosting se le puede modificar el dominio asignado.

 

 

¿Te interesa contratar un dominio y/o hosting? Contáctanos, te aconsejaremos para saber que tipo de producto se adecúa mejor a las necesidades de tu página web.