Manual corporativo, imprescindible

Manual corporativo, imprescindible

20 de Noviembre de 2018

Manual corporativo, imprescindible

Si tienes una empresa, quizás alguna vez hayas oído hablar sobre los manuales coporativos, pero... ¿Sabes qué son

y para que sirven? Toda marca existente o en proceso de creación debería tener su manual corporativo.

 

¿Qué es un manual de identidad corporativa?

Un manual de identidad corporativa es un recurso de branding, y está formado por un documento que recoge los principales elementos básicos de tu marca y explica cómo deben aplicarse estos elementos, tanto online como offline.

 

"Un manual corporativo recoge todos los elementos que componen el aspecto visual de una marca."

 

Hay que definir muy bien que elementos componen este manual y cuáles son sus utilidades ya que es indispensable no solo para los profesionales del diseño gráfico y la identidad corporativa, sino también para todos los miembros de una empresa o equipo de trabajo, como por ejemplo los CEO's, responsables de marketing o los encargados de trabajar en el fortalecimiento de la imagen ante el público interno y externo.

 

Elementos básicos de un manual corporativo

Un manual corporativo se puede adaptar a las "necesidades" de una marca, incluyendo más o menos elementos visuales, pero hay algunos que son básicos e imprescindibles en cualquier manual. Vamos a enumerarlos:

 

1. Valores y mensaje de la empresa

Es importante que la persona que lea el manual entienda cuáles son los valores de tu empresa, su mensaje, qué quiere transmitir al público objetivo.... Además se debería incluir una explicación sencilla del significado del logotipo y de su diseño para ayudar a la comprensión y facilitar la idfentiicación y adopción de la identidad visual.

 

2. Logotipo, composición, variantes y usos

En este apartado se debe incluir el logotipo aplicado sobre fondo blanco y sobre fondo negro, además de una composición sobre una retícula, para así evitar deformaciones o usos incorrectos. Y si tu logotipo tiene versiones reducidas o está compuesto por un icono, debes hacer lo mismo con esas variantes.

 

3. Colores y tipografías corporativas

Debe incluir una muestra de los colores corporativos y sus referencias correspondientes para material impreso y pantalla, y no está de más incluirlos en los distintos modo de color: Pantone, CMYK, RGB y HTML. 

Si tu empresa usa una tipografía o tipografías concretas (que debería ser así para aumentar su identidad visual), también debes incluirlas, a poder ser todo el abecedario en minúsculas y mayúsculas. Lo normal es tener dos tipografías, una para titulares y otra para cuerpo de textos.

 

4. Patrones, iconos y otros elementos gráficos

Esto ya depende de cada caso, per es bastante habitual que una marca tenga uno o varios de estos elementos: patrón o patrones (imagen que se utiliza como recurso visual para crear fondos) set de iconos (conjunto de iconos para expresar diferentes ideas relacionadas con la marca) y fotografías (ejemplos que encajan con el tono de la marca). 

 

5. Elementos extra:

Como ya hemos dicho, estos son algunos de los más usados en tofo manual, pero además podemos incluir: papelería corporativa básica, aplicaciones, usos incorrectos, moodboard... o cualquier elemento que creas que es parte importante dde tu identidad visual.

 

“Una marca que posee una débil identidad corporativa, está destinada al fracaso.” by @teresalbalv

 

¿Por qué es imprescindible para una marca?

Os recomendamos tener un manual por dos sencillas razones:

1. Te ahorra tiempo.
2. Te garantiza consistencia.

Si lo piensas bien, todo negocio o marca genera piezas de comunicación constantemente, por muy pequeño que sea. Por ejemplo: banners, imágenes para redes sociales, invitaciones a eventos, folletos... Y posiblemente casi todas las veces te encargues tú mismo de hacer los diseños, pero en la mayoría de ocasiones necesitarás contratar a un profesional.

Pero... ¿qué pasa si no tienes un manual corporativo y tienes que contratar los servicios de un diseñador? Que vas a tener que explicarle des de cero los valores de tu empresa, su imagen, colores, tipografias, etc. En cambio, si ya tienes un manual corporativo solo vas a tener que mandarle el documento y ya tendrá toda la información que necesita para empezar a trabajar. Así que te ahorrará tiempo y agilizará el proceso del proyecto.

Además, un manual corporativo te garantiza consistencia. Con eso nos referimos a que si trabajas con más de un colaborador, al enviarles a todos el mismo manual te aseguras que usaran siempre el color correcto, la tipografía correcta, etc. y transmitiran el mensaje y valores de tu empresa de forma acertada.

 

Si tu empresa aún no dispone de manual corporativo, quieres darle una nueva identidad o estás en proceso de crear una marca, contáctanos, en Use It somos expertos en branding y diseño gráfico.